Semana Santa en Mar del Plata se está tornando un lujo solo para algunos privilegiados

De pensar tener una Mar del Plata con turismo durante los 12 meses, se paso al turismo veraniego de no más de 3 o 4 días y de fines de semana largos. Pero ahora, con la crisis económica se esta llegando a turismo selecto.

Selecto, porque una familia tipo para pasar semana santa en nuestra ciudad, deberá contar con $ 18.000. Suma de dinero que solo un porción privilegiada de la sociedad podrá disponer para destinarla a esparcimiento.

Según un relevamiento, una familia tipo (dos adultos y dos niños) destinarán al menos $ 18.000 en un combo que incluye traslados, comida y alojamiento.

Si el origen del viaje es la Ciudad de Buenos Aires, se necesitan sólo en peajes $ 460 ($ 230 de ida y $ 230 de vuelta). En la Autopista Buenos Aires-La Plata, el Dock Sud oscila entre $ 25 y $ 32, dependiendo de si es hora pico o no. El mismo valor tiene el Hudson. En tanto, en la Autovía 2 el peaje Samborombón y el Maipú salen $ 90 cada uno.

A la hora del combustible, para costear los 404 kilómetros que separan a los porteños de “la Feliz”, hacen falta $ 4.446. Esto teniendo en cuenta el viaje de ida y vuelta ($ 2.223 cada uno) llenando un tanque de 55 litros con nafta súper a $ 40,43 el litro. Si los conductores optan por nafta premium, ir y volver les costará $ 5.130, sumando los dos viajes de $ 2.565 a razón de $ 46,65 el litro.

Los pasajes en micro, por su parte, van de $ 800 a $ 1.530 cada tramo. Es decir que el total costará entre $ 1.600 y $ 3.060.

Para aquellos que prefieren ir en avión, según afirmaron fuentes de Aerolíneas Argentinas a este medio, un pasaje ida y vuelta en esa fecha puede conseguirse desde $ 3.500.

Para dormir estas tres noches en un hotel, en tanto, habrá que desembolsar entre $ 6.000 y $ 27.300. Los números se desprenden de las tarifas diarias de un hotel de una o dos estrellas ($ 2.000); tres estrellas ($ 5.000); cuatro estrellas ($ 7.500) o cinco estrellas ($ 9.100).

Por último, restaurantes clásicos marplatenses ofrecen en sus cartas diversas opciones. Las más económicas pueden ser un plato de ñoquis con salsa a elección ($ 190); hamburguesa con queso acompañada con papas ($ 190) o milanesa con papas fritas, ya un poco más arriba en los precios ($ 260). Una gaseosa individual, en tanto, ronda los $ 65. Cuando la opción es el delivery, una pizza grande de mozzarella cuesta $ 215 y la docena de empanadas $ 380. Así, las siete comidas principales de estos días (presumiendo que el domingo sólo se hace una, antes o durante el regreso) se aproximarán a los $ 7.000.

Fuente: ámbito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: